¿Empresas sociales?

Alguno de nuestros lectores preguntó acerca de la posibilidad de que el cambio viniera de las empresas sociales. Así que gracias a su participación, hoy hago el siguiente análisis.

Primero que nada hay que saber qué significa “empresa social”

Este concepto ha sido definido, aplicado y difundido por el Premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus. Él define una empresa social como una “compañía que no reparte dividendos y se dedica a resolver problemas sociales”.

Esta definición contiene en sí 3 cuestiones fundamentales:

  • compañía: no es una ONG, no está buscando donaciones, sino que realiza actividades que generen valor y riqueza.
  • no reparte dividendos: pues absolutamente todas las utilidades se reinvierten para seguir expandiendo la empresa, sólo se devuelve el aporte inicial.
  • resolver problemas sociales: generalmente necesidades básicas (agua, alimentos, salud, educación, energía, medioambiente).

El fin no es el de maximizar utilidades económicas (como en una empresa tradicional), sino alcanzar los objetivos sociales propuestos.

Aquí algunos ejemplos de cómo pueden los bienes y servicios que venden las empresas sociales generar beneficios sociales

  • Una empresa social que fabrica y vende productos de alimentación nutritivos y de alta calidad a precios muy bajos, destinados a un mercado específico de niños pobres y mal alimentados. (Grameen Danone)
  • Una empresa social que desarrolla sistemas de energía renovable y que los vende a un precio razonable a comunidades rurales que, de otro modo, no podrían permitirse el acceso a la energía. (Grameen Veolia)
  • Una empresa social que presta dinero a pequeños emprendedores y emprendedoras, incluso sin tener aval o co-deudores. (Grameen Bank)
  • He puesto tan sólo 3 ejemplos del grupo Grameen, pero hay muchos más dentro de este grupo y fuera. Están apareciendo más por montones en todo el mundo.

La rentabilidad es importante para las empresas sociales. Siempre que sea posible hacerlo sin que peligre el objetivo social, las empresas sociales deben generar beneficios, por dos motivos: devolver el dinero de la inversión inicial, y fomentar la consecución de objetivos sociales a largo plazo.

Respecto a la pregunta sobre ¿por qué los inversionistas querrían invertir en una empresa social?

Yunus responde que se invertiría en las empresas sociales para obtener el mismo tipo de satisfacción personal que se obtiene mediante la filantropía. La satisfacción podría ser aún mayor, porque la empresa que han creado seguirá funcionando para aportar el beneficio social deseado a cada vez más gente, sin detenerse nunca.

Y sobre la pregunta de ¿qué pasará ante la competencia de empresas sociales por obtener financiamiento?

En las empresas tradicionales la competencia reside en cual de las dos parece poder generar más beneficios económicos. Por el contrario, cuando dos empresas sociales compiten para obtener inversores, la competencia no se basa en la expectativa de conseguir beneficios económicos futuros, sino en los beneficios sociales que se esperan conseguir.Por tanto, las empresas sociales se irán presionando las unas a las otras, para ser más eficientes y para ayudar cada vez mejor a las personas y al planeta.

 

A mí me parece que la iniciativa de las empresas sociales es muy poderosa porque introduce las ventajas del libre mercado en el mundo de la mejora social. Nos demuestra que las empresas pueden dejar de ser parte del problema y pasar a  ser parte de la solución.

El único problema por el cual aún veo deficiente la propuesta es que el cambio queda en manos de pequeñas organizaciones (empresas sociales). Sin duda, pueden impactar la vida de millones de personas a través de sus productos y servicios. Pero en el sistema económico en general, la lógica es la acumulación. Veamos en la próxima si puede haber un cambio sistémico. Ciertamente el sistema mundial es colosal; pero todo imperio cae, ¿no?

Mexicano, universitario y emprendedor que está en búsqueda de soluciones que, poco a poco, puedan mejorar el mundo. En mi blog comparto reflexiones, críticas y propuestas de lo que leo, veo y escucho.

Deja un comentario