¿Qué tipo de estudiante soy?

¿Cómo estudiaba? ¿Cómo estudio hoy? ¿Qué tipo de estudiante soy? ¿Qué tipo de estudiante quiero ser?

En la primaria siempre me destaqué por sacar el primer lugar. Me bastaba con poner atención en clase y hacer las tareas. Las clases eran de 8 am a 2 pm; solía ir a actividades extraescolares (karate y teatro) y luego regresar a casa a comer. Y ya eran como las 4pm.

Al igual que mi hermana, hacía las tareas después de haber revisado junto con mi mamá cada cuaderno (uno por uno). Dependiendo de la dificultad y la cantidad, me tardaba entre una y dos horas haciéndola. Después de hacerla jugaba con mis primos y amigos o salíamos a algún lado. Me bañaba, cenábamos y hablábamos en familia. Me dormía primero a las 8 pm, luego a las 9 pm. Así fue la rutina hasta 6° grado.

En 6° debido a la Olimpiada del Conocimiento Infantil estuve estudiando demasiado. No me dejaban hacer las cosas que me gustaban (como hacer y vender galletas), ni siquiera hacer tanto aseo en casa. Y estuve estudiando de todas esas materias: Español, Matemáticas, Naturales, Sociales, Ética. Eso fue desde diciembre de 2010 hasta mayo de 2011. Creo que a partir de allí le tomé cierta “aversión” al estudio. Sin embargo, valió la pena porque gracias a ello fui de los mejores a nivel Michoacán, saludé al expresidente Calderón y tuve una beca por los 3 años siguientes.

Ya iba a entrar a la secundaria y desde aquel entonces quise hacer un librito de las cosas que se deberían saber para entrar a secundaria, pero solo hice como 3 temas de español y nada más. Entré a la secundaria y seguí mas o menos con la misma rutina de estudio: poner atención en clase y hacer las tareas. Y con eso me bastaba ser el primero del curso. A pesar de ello, hubo materias en las que profundicé: Historia, Geografía, Biología y Física. Sólo para algunos temas particulares estudiaba un poco más. Y aunque no me gustaba mucho, participé en Concursos de Ortografía y me fue bien.

En 3° de secundaria hicimos junto con Emi y Zuri el proyecto de la “Bomba de Ariete” con el profesor Eladio, de Física. Ganamos a nivel estatal y fuimos al nacional en Mazatlán. Nos dieron el pase a una Feria internacional de ciencia, pero por falta de organización y financiamiento no pudimos asistir.

Me preparé para entrar a la preparatoria del IVQ. El examen fue difícil, pero entré. El nivel y la exigencia era mucho mayor que en el Salesiano, así que tuve que redoblar esfuerzos en Inglés, Química y Matemáticas. Pero no me puse a investigar de fondo en las materias.

Llegué al piso en 2015 y entré al colegio San Bernardo y tuve también que estudiar más en Matemáticas, Filosofía y Geopolítica. Aquí fue que me empecé a interesar por la Economía y la Filosofía.  Me esforcé para superar la media, e incluso para estar dentro de los mejores del grado. Y lo logré. Conocía los temas y me defendía, pero no tenía un dominio profundo en ellos.

Surgió el proyecto de Aprendemos Mejor para hacer un curso preparatorio para el ICFES y de la UN. Era un intento por hacer una guía de “todo lo que tenía que saber un bachiller antes de entrar en la universidad”. Hacer esta plataforma y hacer simulacros me sirvió para prepararme y entrar en la UN. En el examen había varias cosas que yo no sabía, aún así pasé con buen puntaje. Pero hubo huecos que nunca llené.

En la UN indudablemente no era el mejor. Me tocó ponerme a estudiar más. Pero aún con sólo poner atención en clase y resolver las tareas, talleres y trabajos me ha bastado para estar dentro de los mejores promedios de la carrera (raspando ciertamente, pues soy el último de la lista).

Ya entré a la Universidad, ¿la Universidad ya entró en mí?

Hace año y medio comenzó propiamente mi actitud investigativa, después de leer “La incógnita del hombre” de Alexis Carrell y por eso creé Humanista. Pero no funcionó. Luego de 6 meses, intenté hacer un pequeño grupo de estudio con los del piso. Pero tampoco funcionó.

Pero, parece que quiero investigar sobre temas que aunque son importantes, ahora no son los que me tocan y en realidad me distraen. Según me apasionan otros temas, pero las materias que tengo que ver no las estoy estudiando con profundidad.

¿Y por qué no me hago una colección virtual de mis apuntes de cada materia que TENGO que estudiar?

Así mato 5 pájaros de 1 tiro: leo, estudio, investigo, escribo y publico.

¡VOY A TOMAR EL CONTROL DE MI PROPIA EDUCACIÓN!

Hasta ahora he sido un estudiante estratégico, quiero ser un estudiante profundo.

Mexicano, universitario y emprendedor que está en búsqueda de soluciones que, poco a poco, puedan mejorar el mundo. En mi blog comparto reflexiones, críticas y propuestas de lo que leo, veo y escucho.

Deja un comentario