2. El Estado al servicio del pueblo y de la nación

Actualmente, el Estado mexicano se encuentra bajo el control de una minoría que utiliza el poder público para su propio beneficio.

La oligarquía tiene secuestradas a las instituciones. Por eso, como pueblo, debemos recuperar democráticamente al Estado, a través de la participación activa y del voto ciudadano, y reintegrar las riquezas y los bienes públicos que han sido enajenados en forma anticonstitucional. En especial, deben revisarse las concesiones y contratos en los casos de la minería, la industria eléctrica, el espacio radioeléctrico y el petróleo. Es indeclinable e inalienable el dominio directo de la Nación sobre el territorio, el subsuelo, los litorales, el espacio aéreo y los recursos estratégicos, que deben ser administrados por el Estado en beneficio de los mexicanos.

estado al servicio del pueblo.gif

Propuestas y Acciones

1.- Se impulsará la recuperación democrática del Estado a través de una insurgencia cívica que reconstruya la República desde abajo, creando modalidades de poder ciudadano, las nuevas instituciones públicas, los nuevos instrumentos legales y políticos para gobernar con el pueblo y para el pueblo.

2.- El Estado centrará sus esfuerzos en por lo menos:
– Impulsar, proteger y desarrollar la planta productiva, tanto para el mercado interno, como para el mercado externo.
– Tomar medidas para proteger e impulsar el empleo, en especial en el sector agropecuario e industrial (particularmente la micro, pequeña y mediana industrias), por medio de políticas fiscales y salariales acordes a este objetivo.
– Fortalecer el mercado interno.
– Evitar la concentración y la acumulación de la riqueza y que propicien la predistribución del ingreso en beneficio de todo los sectores de la sociedad.
– Tomar medidas para evitar la fuga de capitales.
– Reasumir su responsabilidad social y canalizar mayores recursos a educación, salud, vivienda, medio ambiente, y, en general incrementando el gasto público social.
– Incrementar la eficiencia productiva, para tener mayor productividad, competitividad y mejorar el nivel de vida de los trabajadores.
– Recuperar los bienes y recursos que hayan sido entregados en concesión de manera ilegal o anticonstitucional para reintegrarlas al patrimonio nacional y se pongan al servicio de la nación.
– Renegociar el pago de la deuda externa, de acuerdo a la capacidad de crecimiento de la economía.
– Construir un proyecto de desarrollo social, ambiental y políticamente sustentable, es decir, que tenga como base la participación social en su construcción.
– Supeditar el mercado al imperativo democrático de un Estado social.
– Intervendrá en el mundo de la economía, ya sea como titular – petróleo, electricidad, recursos naturales, etcétera– o como agente corrector de los efectos derivados del saqueo del país, el despojo a las economías de la población y del país, y el
cumplimiento de los postulados democráticos de la Constitución mexicana.
– En conjunto, cumplirá con los derechos sociales plasmados en la Constitución.
– Se impulsará que la sociedad esté informada y sea participe de la reversión de los efectos de las políticas privatizadoras y devastadoras del entorno social, cultural y medioambiental en México.
– En la nueva institucionalidad republicana el derecho al pensamiento propio, a disentir y opinar serán derechos plenos. La libertad de expresión y de información son las bases del ejercicio democrático de la nueva República.
– Hará realidad el sufragio efectivo entendido como el irrestricto respeto a la voluntad de los votantes, sin regateo alguno. Esto se logra al abrirse los medios de comunicación al conjunto de la sociedad, al preservar el carácter únicamente social de las políticas económicas compensatorias, al asegurarse los derechos sociales y económicos para el conjunto del pueblo, se estará garantizando el derecho a voto y la posibilidad de ejercerlo de manera meditada, conciente y sin ataduras.
– Tendrá como vocación la conciliación de intereses, el fomento del diálogo y la toma de acuerdos entre los distintos sectores de las sociedad. El destino de la Nación nunca más será propiedad de los políticos profesionales o de los presidente de partido. La agenda económica, política y social tendrá por fuerza que buscar revertir el proceso de descomposición social, violencia, empobrecimiento, desvalorización en la que nos encontramos inmersos. Dicho proceso de diálogo nacional tendrá su sustento en que sea público, informado, difundido y sometido a las reglas legales correspondientes. Se desterrarán los pactos entre poderosos para su beneficio, los acuerdos “en lo oscurito”, los pactos no escritos, las trampas y las prebendas para una minoría.
– Revisará las concesiones y contratos en los casos de la minería, la industria eléctrica, el espacio radioeléctrico y el petróleo para mantener el indeclinable e inalienable dominio directo de la Nación sobre el territorio, el subsuelo, los litorales, el espacio aéreo y los recursos estratégicos en beneficio de los mexicanos.

3.- Se promoverá el ejercicio de mecanismos democráticos para hacer respetar la voluntad popular por medio de:
– El plebiscito ( donde se le pedirá al pueblo que decida sobre diversas opciones de disposiciones legales o reglamentarias)
– El referéndum (en el que se pondrá a consideración, para su aprobación o su rechazo, una ley o inclusive un reglamento aprobados previamente por el Legislativo o el Ejecutivo. El Legislativo produce leyes; el Ejecutivo reglamentos.)
– La iniciativa popular (consistente en que los ciudadanos tengan la posibilidad de presentar iniciativas de ley.)
– La revocación del mandato (la decisión popular de suspender de su cargo, por su mal desempeño, a cualquier funcionario que ejerza encomiendas públicas por elección o por designación).

4.- En el nuevo federalismo se impulsará la mas amplia vida municipal y la Soberanía de las Entidades federativas.
– Los municipios dejarán de ser simples demarcaciones administrativas de los Estados para convertirse en organizaciones ciudadanas fundadoras de los poderes estatales. Por medio de una administración pública basada en el municipio; impulsando su democratización por medio del Cabildo Abierto y democratizando su integración al abrir espacio de participación de las expresiones locales y propias de cada demarcación.
– Deberán abolirse todas las formas de sujeción de los Municipios al poder de los Estados; atendiendo siempre a los lineamientos de las Constituciones estatales y, sobre todo, de la Constitución Política de la República.
– Se dará cabal cumplimiento a la disposición constitucional que señala en su artículo 40: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, federal, compuesta por Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una Federación establecida según los principios de esta ley fundamental”.
– La Ciudad de México recuperará todos sus derechos ciudadanos al constituirse entidad federativa, con la elección de su gobierno y municipios propios. Se impulsará una política que resuelva positiva y democráticamente el reto que representa la gestión de la megalópolis, que incluye tanto a la Ciudad Capital como a la zona conurbana.

5.- De los poderes de la Unión.
– Impulsaremos una verdadera división de poderes que dé lugar a una mutua vigilancia que limite todos los excesos en el ejercicio del poder, que cumpla con los objetivos que se fijan en las leyes, la rendición de cuentas y sean acordes con la voluntad popular.
– La administración pública federal obedecerá a los principios de estricta legalidad y transparencia en sus actos y la permanente rendición de cuentas.
6.- Construir un Estado democrático de Derecho
– El ejercicio del poder será democrático, transparente y rendirá cuentas a la sociedad;
– Se promoverán vías efectivas para garantizar todos los derechos humanos; que el principio de supremacía constitucional sobre el resto de las normas legales sea una obligación para cualquier autoridad;
– Mejores mecanismos de control de constitucionalidad y de las controversias constitucionales;
– Se reconocerá la figura jurídica de acciones colectivas para proteger derechos colectivos e intereses difusos, sobre todo de los consumidores;
– La tarea de la seguridad pública se garantizará por medio del combatir el desempleo, la pobreza, la pérdida de valores y la ausencia de alternativas sociales.
– Las fuerzas armadas no será usadas en funciones civiles o para reprimir a los movimientos sociales.
– No se permitirán más actos de impunidad desde el poder y se investigarán las violaciones a los derechos humanos.
– Se impulsarán reformas constitucionales a fin de que se plasmen de manera inequívoca el conjunto de los derechos humanos en su esfera individual, social, económica y política.
– Se realizará una profunda reforma del poder Judicial a fin de contar con un ministerio público independiente; con mecanismos de regulación y autorregulación de los jueces; un verdadero servicio civil de carrera.

El documento completo se encuentra aquí.

 

Mexicano, universitario y emprendedor que está en búsqueda de soluciones que, poco a poco, puedan mejorar el mundo. En mi blog comparto reflexiones, críticas y propuestas de lo que leo, veo y escucho.

Deja un comentario